Plataformas e-commerce: la revolución ha llegado

Plataformas e-commerce

Como ya expusimos una vez, puedes crear tiendas online a través de plataformas que te permiten iniciar tu negocio de forma rápida y concisa. Ante tal barullo provocado por internet, estas plataformas se han convertido en un objetivo muy suculento para aquellos que inician su andadura por internet. Tras un breve análisis, podemos afirmar que estas plataformas han revolucionado el e-commerce.

 

Directos al grano

Hay plataformas que, directamente, te ofrecen un generador de nombres con el que abrir tu tienda online. Generas el nombre, coges dominio y ya estás configurando tu tienda, así de sencillo y de rápido. El lema de estas plataformas es no perder el tiempo, y en cuestión de minutos ya tienes tu tienda online creada lista para vender y hacer transacciones. Flipante.

 

No somos “especialitos”

Quien quiere diferenciarse, vender una marca, un estilo; una forma de vida, emplea mucho tiempo en la creación de un logo, invierte en un programador web, en un diseñador, hace branding, etc. Pasa todo lo contrario con el perfil dominante de internet: quiero crear mi tienda online, que tenga los apartados correspondientes, dos colores bonitos, un logo correcto y empezar a vender YA.

Simplemente tienes que vender

La cuestión es, que muchas plataformas tenían bastantes fallos de posicionamiento, SEM, indexación, cargas lentas, etc. Obviamente, los planes gratuitos son los que son, pero si contratas un buen plan en una buena plataforma, esos problemas desaparecen, e, incluso, te ofrecen un soporte técnico para solventarte todos los problemas que surjan.

Es perfecto para los que no se quieren volver locos posicionando, promocionando, enlazando, etc.

 

Períodos de prueba interesantes

Algo que han sabido aprovechar las plataformas es saber tratar a los curiosos. Yo estoy entre ellos, he probado Magento, PrestaShop y Shopify para ver cómo funcionan realmente ¿Qué ganan ellos? Información, tendencias, gustos y un largo etcétera. Como es totalmente gratuito, no hay ni riesgo, ni miedos, ni nada por el estilo, simplemente curiosidad. Tu disfrutas un servicio gratis porque tus datos son el precio a pagar.

 

Buen funcionamiento

Es obvio, que sin funcionar bien esto no habría llegado a nada, pero ha sido un sector que ha estado reformándose continuamente. En buenos planes, lo que significa pagar cierta cantidad de dinero, todo funciona como la seda, a pesar de los inconvenientes que tienen estas plataformas e-commerce. Lo que está claro es que ellos ponen el servicio, y con ello, sus condiciones.

Otros temas que te pueden interesar:

Cerrar menú