Practicar Dropshipping en España: consejos y ayuda

 Dropshipping en España

Muchos españoles han visto el ascenso de BigBuy como un modelo a seguir, por lo que va cogiendo tendencia la idea de lanzarse en los negocios online en la modalidad dropshipping. La mayoría desconocen cómo funciona realmente el dropshipping, pero en este artículo encontrarás respuesta a las dudas que pululan alrededor de este modelo de negocio.

 

¿Intermediarios?

Lo primero de todo, es que tengáis claro que el dropshipping se puede practicar de distintas formas, no hay una vía única. A modo de introducción, funcionaréis como un comercial de una empresa, pero con la diferencia de que la responsabilidad del pedido es tuya, ya sea envío tardío, producto distinto o cualquier problema que se genere.

Si decides trabajar con un intermediario, nos olvidaremos del fabricante y tendremos un gran catálogo de productos de distintas marcas que podremos vender sin problema.

Si decides trabajar sin intermediario, lo harás de primeras con el fabricante, acordando distribuir el producto sin almacenarlo.

Para hacerlo más fácil, vamos a proceder a analizar la actividad dropshipping con y sin intermediario.

 

Con intermediario

Es el dropshipping más habitual en la práctica, siendo el que menos riesgo genera para el particular. De esta forma, nos olvidamos de los fabricantes, para centrarnos en los dropshippers. Éste se encargará de facturar, embalar/empaquetar, almacenar y enviar. Te proporcionará un listado de artículos disponibles para que elijas cuáles quieres vender u obligándote a venderlos todos.

Esto es una de las principales contras de los dropshippers: obligaciones imperativas. Muchos te impiden tener un catálogo flexible y personalizado, imponiéndote ciertos productos que no estás interesado en vender.

Cuando hacemos referencia a intermediarios, nos referimos a páginas como Big Buy, las cuales te fabrican una página web y te dejan todo preparado para que empieces a vender. El problema es que éstas quieren su trozo de la tarta, así que habrá que pasar por su aro.

Tiene sus pros y sus contras. Como ventajas podemos destacar la automatización, el ahorro de tiempo de negociaciones, la facilidad de creación de una tienda online, entre otros. Como contras, las cuotas mensuales pueden ser caras, adquirir el producto será más caro, mal SEO y, por ende, puede haber contenidos duplicados en distintas webs.

Bajo mi punto de vista, la mejor opción es librarse de intermediarios que intercedan en tus negocios e ir directamente a negociar con los proveedores, así practicaremos un buen dropshipping.

 

Cerrar menú